Museo de Orsay París

Descubre el mundo del impresionismo en el Museo de Orsay de París

El Museo de Orsay, situado en París, se abrió al público el 9 de diciembre de 1986 para mostrar las diversas creaciones artísticas de Occidente entre 1848 y 1914. Construido antiguamente como estación de tren, se convirtió posteriormente en museo. Inicialmente, su colección procedía de tres museos parisinos:

  • El Museo de Louvre, que representa obras de artistas que nacieron después de 1820 o que salieron a la luz durante la Segunda República.
  • Museo del Jeu de Paume, dedicado al Impresionismo desde 1947.
  • Museo Nacional de Arte Moderno, que solo conservó obras de artistas nacidos después de 1870 una vez que se trasladó en 1976 al Centro Georges Pompidou.

Cada disciplina artística expuesta en el Museo de Orsay de París tiene su propia historia, que se puede descubrir al explorar el museo.

Información básica

museo de orsay parís
  • También conocido como: El Museo de Orsay era conocido anteriormente como la Gare d'Orsay cuando se abrió por primera vez como estación de tren.
  • Ubicación: Museo de Orsay, 1 Rue de la Légion d'Honneur, 75007 París, Francia. Indicaciones para llegar.
  • Apertura: El Museo de Orsay abrió al público en 1986.
  • Horarios: El Museo de Orsay está abierto de martes a domingo de 9:30 a 18:00. Conoce más sobre los horarios.
  • Número de visitantes al año: Aproximadamente 3,7 millones de personas visitaron el Museo de Orsay en 2019.

Historia del Museo de Orsay

Gare D'Orsay: La estación de tren

Situado en el corazón de París, en la orilla izquierda del Sena, el Museo de Orsay se construyó originalmente como estación de tren y hotel para llevar a los visitantes a la Exposición de París de 1900. Los arquitectos Lucien Magne, Émile Bénard y Victor Laloux construyeron el hotel y la Gare d'Orsay, lo que supuso un reto debido a la proximidad del Louvre y el Palacio de la Legión de Honor. Hubo una presión constante para no comprometer su elegancia e integrarla perfectamente en su entorno. La estación se completó en dos años y tenía las características más avanzadas, lo que la convirtió en la primera estación terminal urbana electrificada del mundo.

Interiores y arquitectura 

Las modernas estructuras metálicas se disimularon con la fachada del hotel, que se construyó en el marco del estilo académico. En la estructura se utilizó piedra finamente tallada de las regiones de Charente y Poitou, que se combinaba perfectamente con los monumentos que la rodeaban. En el interior de la estación había rampas y ascensores para el equipaje, ascensores para los pasajeros, dieciséis vías férreas subterráneas, servicios de recepción en la planta baja y tracción eléctrica. El porche abierto y el vestíbulo se extendían hasta el gran vestíbulo, que tenía 32 metros de altura, 40 metros de ancho y 138 metros de largo. Hasta 1939, la Gare d'Orsay fue la cabeza de la red ferroviaria del suroeste de Francia. El hotel también recibía viajeros de varias ciudades, además de las frecuentes visitas de asociaciones y partidos políticos para sus banquetes y reuniones.

De estación a museo

Desgraciadamente, a pesar de estos avances e instalaciones modernas, la estación solo funcionó durante un breve periodo. En 1939, los andenes de la estación ya no eran adecuados para los trenes más largos. La Gare d'Orsay se cerró al tráfico de larga distancia, aunque algunos de sus niveles inferiores siguen siendo utilizados por los trenes de cercanías gestionados por la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Francia. En 1977, el gobierno francés decidió transformar la estación en un museo. El edificio fue catalogado como monumento histórico en 1978, y en diciembre de 1986 se reabrió oficialmente como Museo de Orsay.

El Museo de Orsay de París hoy en día

En la actualidad, el museo destaca por tener una de las mayores colecciones del mundo de obras de arte impresionistas y postimpresionistas representadas por Van Gogh, Monet, Degas, Manet y muchos más, lo que proporciona a los visitantes una experiencia única. Además, exhibe algunas de las esculturas más influyentes realizadas por artistas como Bartholdi, Carpeaux, Barye y Bourdelle, lo que constituye un auténtico placer para la vista. El Museo de Orsay también alberga algunas de las fotografías, colecciones de arte gráfico y arquitectura más singulares, por lo que merece la pena visitarlo.

Colección del Museo de Orsay

Al ser el segundo museo más visitado de París, hay mucho que ver en el Museo de Orsay en un día. La atracción alberga algunas de las colecciones de pintura, escultura, fotografía y arte decorativo más influyentes del periodo comprendido entre 1848 y 1914. Si vas a visitarlo por primera vez, esta información puede ayudarte a navegar por el museo para conocer mejor las distintas colecciones. También te servirá para empezar a descubrir el recinto desde cero. La colección permanente del Museo de Orsay está distribuida uniformemente en cuatro niveles, seguidos de un espacio de exposición en la terraza.

Planta baja

Al adentrarte en el museo, verás primero el arte creado entre 1848 y 1870. Las galerías de la derecha se centran en la evolución de la pintura histórica, las escuelas académica y presimbolista, destacando las obras producidas por Ingres, Delacroix, Moreau y Degas.

Las galerías de la izquierda se centran en el naturalismo, el realismo y el preimpresionismo. Algunas de las obras únicas expuestas son creadas por Courbet, Corot, Millet y Manet. Todos los objetos arquitectónicos, escultóricos y decorativos de este nivel pertenecen al movimiento del eclecticismo de mediados del siglo XIX.

Nivel Medio

Aquí encontrarás pinturas, pasteles y objetos decorativos, todos ellos de finales del siglo XIX. También alberga una enorme colección de decoración Art Nouveau, repartida en seis salas. Las galerías que dan al Sena contienen obras de arte naturalistas y simbolistas, junto con decoraciones pertenecientes a monumentos públicos. La obra de artistas extranjeros como Klimt y Munch también se encuentra en esta planta.

Nivel superior (2)

Este nivel es un homenaje a las técnicas innovadoras y poco convencionales mostradas en pinturas y pasteles por los neoimpresionistas, los nabistas y los pintores de Pont-Aven. Aquí se exponen algunas de las famosas obras realizadas por Gaugin, Seurat, Signac y Toulouse-Lautrec. En este nivel también hay una galería exclusiva para pinturas de pequeño formato.

Nivel superior (1)

El nivel superior, sin duda, cuenta con algunas de las obras más espectaculares de los movimientos impresionista y expresionista. Aquí se encuentra la obra de algunos de los grandes como Degas, Monet, Renoir, Sisley, Pissarro y Caillebotte. La famosa colección Gachet también se encuentra en esta planta. Es una extraordinaria colección de arte que perteneció al Dr. Paul-Ferdinand Gachet (1828-1909), el médico que atendió a Vincent van Gogh en los meses anteriores a su suicidio en 1890. La colección cuenta con obras de van Gogh y Cézanne, entre otros.

Terraza 

Esta zona contiene formas de arte escultórico del siglo XIX, con un ala entera que incorpora las obras del escultor francés Auguste Rodin.

Qué ver en el Museo de Orsay

A veces, visitar una nueva atracción puede ser una experiencia abrumadora. Una forma de asegurarte de que descubras todas las obras de arte más famosas es hacer una lista antes de llegar al lugar. Aquí tienes las 10 principales obras de arte que debes tener en cuenta cuando visites el Museo de Orsay.

1. Vincent Van Gogh - La Noche estrellada 

Vincent Van Gogh es uno de los pintores impresionistas más conocidos de todos los tiempos. La Noche Estrellada fue completada cuando se trasladó a Arles, en el sur de Francia, en 1888. Van Gogh siempre había admirado los diferentes colores de la noche y había escrito a su hermano y a su hermana sobre las ganas que tenía de pintarla. El cuadro muestra el río Ródano, que estaba a solo unos minutos de su casa alquilada en aquel momento. Refleja las estrellas que brillan en el cielo entre las luces de los edificios mientras una pareja camina junto a esta vista.

2. Paul Gauguin - Arearea

Paul Gaugin es considerado un artista postimpresionista, y aunque no llegó a ser un artista conocido en vida, sus obras de arte se hicieron populares después de su muerte. Sus cuadros siempre se inspiraron en su entorno, en historias locales y en antiguas transiciones religiosas. Arearea, pintado en 1892, retrata a dos mujeres locales sentadas junto a un perro rojo en medio de planos de diferentes colores: verde, amarillo y rojo. 

Aunque Arearea recibió muchas críticas del público, más tarde se convirtió en una de las mejores obras de Gaugin de todos los tiempos. En 1961 se expuso en el Louvre y más tarde, en 1986, el cuadro se trasladó al Museo de Orsay. 

3. Édouard Manet - Almuerzo sobre la hierba 

Este fue uno de los cuadros que lanzó a Manet a la fama tanto positiva como negativamente. Muchos no aprobaron este cuadro, incluido el jurado del Salón del Arte, que rechazó esta obra en 1863, mientras que otros la encontraron fascinante. A través de este cuadro, Manet rendía homenaje a la herencia artística europea mezclando técnicas tradicionales y modernas. 

4. Vincent van Gogh - Autorretrato 

Este cuadro, terminado en 1889, es uno de los más de 30 autorretratos que Van Gogh hizo de sí mismo a lo largo de 10 años. En este cuadro, el fondo azul claro contrae el pelo rojo encendido de Van Gogh haciendo que el retrato destaque en su conjunto. La obra puede haber sido el último cuadro que Van Gough pintó de sí mismo, poco antes de abandonar Saint-Rémy-de-Provence, en el sur de Francia. 

5. Claude Monet - Campo de amapolas 

A primera vista, este cuadro tiene una estética muy agradable, y el ambiente creado es de paz y armonía. Al observar este cuadro, lo primero que se ve es el campo durante la primavera, resaltado por los árboles y las flores rojas de cerezo mientras un niño y una mujer pasan por allí. El cuadro se expuso en 1874 en una exposición de arte organizada de forma independiente, donde el crítico de arte Louis Leroy utilizó por primera vez el término impresionista.

6. Paul Cézanne - Jugadores de cartas

Es una visita obligada en el Museo de Orsay de París. El cuadro destaca por su sencillez y facilita la interpretación de la imagen en su conjunto. Existe la posibilidad de que Cézanne se viera influenciado por otro cuadro llamado Jugadores de cartas, realizado por los hermanos Nain. 

Si te fijas bien en el centro, te darás cuenta de que el punto focal es una botella entre los dos jugadores. El escenario podría ser cualquier lugar de París, pero se supone que es un entorno de clase media, debido a la mesa desnuda y al fondo liso, con ambos jugadores concentrados en sus cartas, contemplando la siguiente jugada. La representación de los jugadores de cartas es una serie de cinco cuadros, siendo éste del Museo de Orsay el más sencillo. 

Vistas de París

museo de orsay parís

Vista desde el segundo nivel: Detrás del gran reloj 

Al subir al segundo nivel, serás testigo de una hermosa vista lateral panorámica del Sena desde detrás del enorme reloj del museo. Experimenta lo mejor de ambos mundos con una visión de las estructuras modernas-metálicas-industriales junto al hipnotizante río Sena.

museo del impresionismo paris

Vista desde la terraza

El mejor momento para visitar la terraza es durante el verano. Es el lugar perfecto para que experimentes todo lo más destacado de París de un vistazo. Desde el Sena hasta monumentos como el Museo del Louvre y la Ópera Garnier, la azotea ofrece una experiencia única, que hará que tu visita al Museo de Orsay merezca la pena. Si tienes suerte con el tiempo, incluso podrás ver la Torre Eiffel, la colina de Montmartre y su iglesia del Sagrado Corazón en la parte trasera.

Seleccione sus entradas

Museo de Orsay: entrada con acceso especial

Entradas en el móvil
Confirmación instantánea
Más detalles +

Entradas Museo de la Orangerie

Entradas en el móvil
Confirmación instantánea
Más detalles +

Combo: Palace of Versailles + Orsay Museum Tickets

Mobile Tickets
Más detalles +

Museo de Orsay - Preguntas frecuentes

¿Debo llevar mascarilla antes de entrar al Museo de Orsay?

Sí, por razones de seguridad, todos los visitantes mayores de 11 años deben traer y llevar sus propias mascarillas. Ten en cuenta que el uso de mascarilla que cubra nariz y boca es absolutamente obligatorio.

¿Qué medidas sanitarias y de seguridad hay en el museo?

Por motivos de higiene, se ha puesto a disposición de los visitantes gel hidroalcohólico en la entrada del museo. Se aconseja a los visitantes que mantengan la distancia física guardando más de un metro entre los demás. Se han instalado puntos de señalización en las secciones de entrada y salida para que los visitantes los sigan.

¿El Museo de Orsay de París es apto para visitantes con movilidad reducida?

Sí. El museo tiene acceso prioritario a los visitantes con movilidad reducida, que pueden entrar directamente por la entrada C. Se concederá entrada gratuita a los visitantes con movilidad reducida junto con su acompañante. Los visitantes pueden acceder completamente al museo y a sus instalaciones, como restaurantes y librerías, con rampas, puertas automáticas, aseos adaptados y ascensores. También hay sillas de ruedas, asientos plegables de tres patas y bastones a disposición de los visitantes, lo que crea una experiencia perfecta en el museo.

¿Se puede acceder al almacén del museo?

Se ruega a todos los visitantes que viajen con poco equipaje, ya que el acceso a los casilleros y al guardarropa será limitado. Solo se permite la entrada al museo de maletas, bolsas de viaje y mochilas de menos de 60 x 40 cm.

¿Hay audioguías disponibles en el museo?

Sí, pagando 5 EUR más, puedes acceder a una audioguía que está disponible en francés, alemán, inglés, chino, coreano, español, italiano, japonés, portugués y ruso.